water-815475_1920

Tipos de sistemas de riego

El riego es una de las actividades más importante que debemos llevar a cabo en nuestro huerto. Desde Florama os contamos algunos de los tipos de riego más adecuados y efectivos para que tu huerto no esté sometido a estrés hídrico por las consecuencias de la falta de agua.

Para que nuestro huerto o plantas tengan la cantidad de agua necesaria podemos combinar varios factores: la frecuencia de riego y la cantidad de agua que le proporcionamos. A la hora de regar debemos tener en cuenta que el agua es un bien escaso, si la cantidad excede de la debida, además de perjudicar a nuestro huerto, estaremos derrochando un bien muy necesario tanto para plantas como para cualquier ser vivo.

Teniendo en cuenta la disponibilidad de agua que tengamos y el tipo de huerto distinguimos:

Riego por inundación que es el tipo de riego que se utiliza en los campos agrícolas. Consiste en abancalar zonas del huerto, muy distanciados entre sí, formando balsas de agua. Actualmente se está controlando por el tema del gasto de agua que supone. Su uso se esta reduciendo a parcelas o huertos urbanos de campo o jardín.

El riego por surco es una variante del riego por inundación, pero en este caso el riego se realiza sobre surcos implementados en la parcela, el agua pasa por los valles creados en el surco del cultivo.

El riego por aspersión se utiliza solo en huertos urbanos de campo o de jardín. Su efecto es como el de lluvia a través de dispersores de agua que se han colocado de forma estratégica. En esta ocasión hay que indicar que la infraestructura de la que precisa necesita de una inversión y cuenta con el inconveniente de perder agua por evaporación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>