grape-vine-3543379_1920

Cómo cultivar una parra o vid

La parra es un clásico en el patio. La sombra y la fragancia de una parra es casi una institución mediterránea. En este artículo vamos a enseñarte como tener una parra cuidada y hermosa.

La parra es una planta que no es muy exigente, aunque prefiere suelos con buen drenaje. Tolera los sustratos pobres incluso calizos. Si los suelos están muy fertilizados la planta produce mucha hoja y frutos de poca calidad.

La vid o la parra agradece el sol y es una planta con un crecimiento constante, aunque lo puedas contener mediante las podas, las raíces y el tronco crecerán permanentemente. Ponla en un lugar espacioso para que se desarrolle con libertad.

Si quieres emparrar la vid, tendrás que guiarle el crecimiento. Para ello, escogerás el sarmiento más robusto y con crecimiento vertical para formar un tronco ejemplar. Cada año deberás guiar el crecimiento del tronco atándolo al tutor definitivo.

La uva crece en las ramas del año anterior, así que tendrás que tener en cuenta esto a la hora de realizar la poda. Recuerda eliminar los chupones que crecen en la parte baja de la vid. La poda se realiza tras la cosecha, en noviembre y diciembre generalmente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>