autumn fall tree with orange leaves

Árboles de otoño

Se les llama caducifolios, deciduos o árboles de hoja caduca a aquellos árboles que sueltan todas sus hojas en alguna época del año, especialmente durante el otoño. Muchas de estas especies suelen cambiar el color de sus hojas antes de que estas maduren y caigan al suelo, dejando su verde habitual para vestirse de rojo, amarillo, naranja o marrón.

Este cambio de colores mayormente sucede con la llegada del otoño, ya que los días se vuelven más cortos, menos soleados, más fríos y muchas especies vegetales cierran la fábrica de alimentos que existe en sus hojas en preparación para el invierno. Para los árboles, este es tiempo para descansar y no para crear ramas, hojas o frutos.

Al detener el proceso de fotosíntesis, o sea la producción de alimentos, se reducen las cantidades de clorofila que existen en las hojas. Entonces el verde desaparece y comienzan a surgir los colores del otoño. Estos son creados por las glucosas y otras sustancias con pigmentación que aún quedan en las hojas.

Os hablamos de 4 arboles famosos en esta época del año:

El álamo es un árbol nativo de zonas frías al norte del planeta Tierra. Es muy común verlos bordeando caminos en algunos parques, ya que es un árbol muy ornamental. Por otro lado, tienen un sistema de raíces y de propagación bastante agresivo, así que se debe tener cuidado en dónde se planta. Es importante dejar una distancia prudente entre estos árboles y las estructuras permanentes como edificios y aceras.

El Hamamelis virginiana o avellana bruja es la especie con la cual se produce una sustancia astringente llamada “agua maravilla”. Tanto las hojas como la corteza de este árbol tienen propiedades medicinales. Este árbol es nativo de Norteamérica y suele florecer entre otoño e invierno. Sus flores son muy fragantes y muy vistosas.

El granado es el árbol que produce ese sabroso fruto al que llamamos granada. Su nombre botánico es Punica granatum. Esta es una planta de climas tropicales y hasta semi desérticos. Este árbol suele mantenerse a una altura moderada y es muy ornamental. Se cultiva no solo por sus frutos, sino también por su atractiva forma.

El ciprés calvo o Taxodium distichum es una magnífica especie que crece en zonas pantanosas en el sureste de los EE.UU. Es de hoja caduca, por lo que en el otoño estas se vuelven de un color rojizo intenso. Estos también sirven como árboles ornamentales en terrenos ricos en materia orgánica y algo húmedos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>